IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN DE FORMADORES 

¡COMPARTE ESTO!

Un nuevo rol que surge con las academias, escuelas internas y universidades corporativas en empresas e instituciones.

Capacitar a los empleados de una organización de cualquier ámbito es muy importante para seguir avanzando y tener éxito en un futuro. Una formación eficaz es la que asegura contar con colaboradores competentes, lo que  hace que la empresa sea más competitiva y tenga éxitos en un futuro.

Una alternativa muy efectiva en realizar las acciones de capacitación por medio de facilitadores o formadores internos, que han dado muestra de ser competentes y de que conocen suficientemente a la organización, su misión, sus procesos y sus metas. Pero esos facilitadores deben contar con competencias para ejercer el rol docente. Y para ello, es importante formar a los formadores, enseñando conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para que puedan transmitir sus competencias y formar a otros empleados. 

Además, el rol de formador interno potencia el liderazgo de los gerentes, jefes y supervisores, responsables de asegurarse de que todos los empleados estén capacitados para desempeñar sus funciones competentemente, en todo momento.

Formar formadores competentes es la base para el desarrollo de una academia o escuela interna de capacitación. Éstos deben conocer cómo es que las diferentes personas aprenden, cómo sistematizar la enseñanza por medio de metodologías activas y recursos de aprendizaje innovadores y eficaces, cómo evaluar si las personas han logrado las competencias deseadas a través del proceso de capacitación, y conocer, además, la aplicación de tecnologías emergentes que facilitan esos desarrollos.

Las academias, escuelas internas o universidades corporativas son iniciativas que están  surgiendo con fuerza, tanto en las empresas como en las instituciones del sector público, reconociendo que quienes más saben de sus procesos, estrategias y competencias son sus propios colaboradores. La mayor fortaleza de estas estructuras son las competencias técnicas de sus propios formadores en cuanto trabajadores de alto desempeño, y su mayor desafío es dotarlos de competencias docentes que les permita saber enseñar eficazmente lo que saben hacer con excelencia. 

La capacitación y formación de los empleados es una inversión de alta rentabilidad si incluye la formación de los formadores.



Categorías

Comentarios recientes

    Estos contenidos te pueden interesar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Rellena este campo
    Rellena este campo
    Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
    Tienes que aprobar los términos para continuar

    keyboard_arrow_up
    ¿Necesitas ayuda?