Uso de Simuladores y Metodología ABP

¡COMPARTE ESTO!

¿Qué dice Chat GPT?
EL USO DE SIMULADORES y METODOLOGÍA ABP

Le preguntamos al oráculo de IA:
¿Cómo usar simuladores con la metodología de aprendizaje basado en proyectos? Esto nos respondió:

Los simuladores son una herramienta muy útil para aplicar la metodología ABP, ya que permiten a los estudiantes experimentar situaciones reales y complejas de una forma segura y controlada. A continuación, te presento algunos pasos para utilizar simuladores con la metodología ABP:

  1. Definir el problema o proyecto: Lo primero es definir el problema o proyecto que se desea abordar mediante la simulación. Por ejemplo, si se trata de una simulación de negocios, se puede plantear el reto de crear y administrar una empresa.
  2. Seleccionar el simulador: Una vez definido el problema o proyecto, es importante seleccionar el simulador adecuado que permita a los estudiantes experimentar situaciones similares a las que se enfrentarían en la vida real. Hay simuladores de diferentes áreas, como negocios, medicina, ingeniería, entre otras.
  3. Introducir el simulador: Es importante que los estudiantes estén familiarizados con el simulador y su funcionamiento antes de comenzar a utilizarlo. Esto puede implicar una breve sesión de entrenamiento o tutorial para asegurarse de que los estudiantes comprendan cómo usarlo.
  4. Diseñar el proyecto: Una vez que los estudiantes estén familiarizados con el simulador, se puede comenzar a diseñar el proyecto. Esto incluye establecer los objetivos del proyecto, el alcance, los recursos necesarios, las restricciones y los plazos.
  5. Ejecutar el proyecto: Una vez que el proyecto esté diseñado, se puede comenzar a ejecutarlo en el simulador. Los estudiantes deben trabajar juntos para resolver los desafíos que se les presenten y alcanzar los objetivos del proyecto.
  6. Analizar los resultados: Al finalizar el proyecto, es importante que los estudiantes analicen los resultados obtenidos, identifiquen las fortalezas y debilidades del proceso y realicen una reflexión sobre lo aprendido.
  7. Presentar los resultados: Por último, los estudiantes deben presentar los resultados del proyecto ante sus compañeros y/o evaluadores, utilizando las habilidades de comunicación y presentación aprendidas durante el proceso.

En resumen, para utilizar simuladores con la metodología ABP, es necesario seleccionar el simulador adecuado, diseñar el proyecto, ejecutarlo, analizar los resultados y presentarlos ante los demás. Los simuladores son una herramienta muy útil para fomentar el aprendizaje activo y significativo, ya que permiten a los estudiantes experimentar situaciones reales de una forma segura y controlada.

Nota de la redacción:
Kimen PM; un ejemplo de simulador para usar con ABP
Kimen PM es una herramienta educativa de apoyo al docente para el desarrollo de habilidades de gestión, cognitivas, de emprendimiento y socioemocionales, desarrollada por la empresa chilena Atenos. Más de 20 mil estudiantes de colegios e instituciones de educación superior, de 50 instituciones en 7 países, han simulado proyectos Kimen.

En Kimen, Ciudad del Conocimiento, los estudiantes pueden experimentar con una biblioteca de 15 proyectos en 5 áreas de conocimiento, guiados por los docentes de sus asignaturas, desde su planificación hasta su cierre, tales como la definición de objetivos y entregables, la asignación de tareas y recursos, el seguimiento de avances y el control de presupuestos y tiempos.

Pueden conocer más en http://www.kimengames.com

Categorías

Comentarios recientes

    Estos contenidos te pueden interesar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Rellena este campo
    Rellena este campo
    Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
    Tienes que aprobar los términos para continuar

    keyboard_arrow_up
    ¿Necesitas ayuda?